Gruta



Construcción de piedra en forma de caracol, en cuyo interior posee una imagen de la Virgen de Lourdes. Es un lugar ideal para encontrarse con uno mismo, para la reflexión y la oración, en un ambiente natural con amplia forestación





Médano 40



una gran duna, forestada en la década del '50, llamada así por la altura que poseía originalmente. En la parte superior, posee un mirador desde el cual se obtiene una imponente vista panorámica de la playa, el balneario y el camino de acceso. Además hay una bella cruz, inaugurada con motivo de Semana Santa, en el año 2006.





Capilla Nuestra Sra. de Fátima



Fundada en enero de 1955. El Reverendo Padre Andrés Hubertz bendijo la capilla donada por el Dr. Orlando Williams Alzaga y el Ing. Enrique Williams Alzaga, los cuales colocaron en el altar mayor un crucifijo que perteneció a la casa paterna de ambos. Se encuentra ubicada en el Paseo de la Concordia.



Centro Cultural Francisco Hurtado



Se trata de la primera edificación de material del balneario. Su nombre responde a su primer propietario, don Francisco Hurtado, quien la construyó en la década del '30 cuando aún no se habían realizado los primeros loteos del balneario. Por este motivo, quedó ubicada en el centro de una de las calles. Es de estilo inglés y se encuentra sobre pilotes, resistiendo el avance de los médanos y las mareas a mediados del siglo XX. Cercana a su derrumbe, la familia Hurtado decidió donarla en 1992. Gracias a ello hoy funciona allí en temporada estival, la Biblioteca Pública "Amigos del Libro" y la Oficina de Informes Turísticos.



Festival Folklórico "Orense le canta al Atlántico"

Realizada a fines de Enero, se trata de una fiesta única donde el principal condimento es que no hay entradas, sino que el público se lleva su reposera y disfruta de los espectáculos musicales, artesanos, fogones y desfile de princesitas y príncipes del Atlántico.



Arroyo Cristiano Muerto



Se trata del límite natural del partido con San Cayetano, en el cual se llevaron a cabo acontecimientos históricos, ya que a fines del siglo XIX se libraron allí batallas con los primitivos habitantes para extender la frontera. El mismo recorre un sinuoso camino entre los médanos hasta finalizar en el mar.